En la medida en que realmente pueda llegarse a “superar” el pasado,
esa superación consistiría en narrar lo que sucedió.
—Hannah Arendt—

En la actualidad, Colombia escribe una historia polarizada por cuenta de una sociedad que está ·mamada” de la corrupción. Se ha normalizado el que roba pero hace, el que recibe una comisión porque hizo el favor o el líder que permite la desviación de recursos y cuando se ve al descubierto, usa la máxima de: “fue a mis espaldas”.

Entre más se acercan las elecciones del 2022, más sorprenden los políticos con aspiraciones y algunos medios de comunicación. Es inevitable no recordar a esos hombres encadenados al fondo de una cueva, esos que solo podían ver las sombras de una pared, los mismos que Platón enmarcó en el Mito de la Caverna.

En la actualidad, las redes sociales y los colectivos ciudadanos que permanecen navegando en ellas, y que además creen en todo aquello que publican los medios de comunicación, podrían fácilmente simbolizar a esos hombres encadenados. También aquellos grupos de personas que generan idolatría por determinados ciudadanos dedicados a la política y que permiten la creación de “ismos políticos”, terminan por contribuir al mismo simbolismo.

Sin embargo, la misma sociedad de información en la que vivimos, facilita que las personas salgan del engaño, que dejen la zona de comodidad y que como dice el argot, despierten. El filósofo Abensour, (2021) recuerda la descripción sencilla de Hannah Arendt, haciendo referencia al mito de la caverna.

Ella explicó que el hombre se liberó de sus cadenas en tres etapas; en la primera, descubrió en la parte de atrás un fuego artificial que le permitió ver las cosas como eran en la realidad, hoy esto se podría hacer contrastando fuentes; en la segunda, vio unas escaleras que lo llevaron al cielo, lugar que luego sería el reino de sus ideas y que en el presente, podrían ser las conclusiones del contraste; en la tercera, regresó a su origen para compartir con los demás lo que había visto, creándose a si mismo un malestar porque no lo tomaron en serio, tal como le pasa a muchos cuando tratan de debatir con los seguidores de alguno de los ismos políticos que hoy divide a Colombia.

La caverna en Semana

Existe en Colombia una revista semanal de gran trayectoria, dicen algunos que es la fuente más leída en la actualidad. Miles de personas están encadenadas con este medio de comunicación, sin embargo, Semana, (2021) tituló uno de sus comunicados así: “Asesinado, coronel secuestrado en Arauca”.

Tres días más tarde, se conoció a nivel nacional que el coronel que presuntamente había sido asesinado, se encontraba en cautiverio y que las disidencias de las FARC habían permitido que él enviara pruebas de supervivencia.

Acción que puso en evidencia la publicación de una noticia falsa y de alta responsabilidad para este medio semanal. Los ciudadanos que optaron por contrastar la noticia, pudieron despertar, salir de la zona de comodidad y quitarse las cadenas; pero los que prefirieron seguir enceguecidos, portaron unas cadenas de máxima seguridad y sin temor a equivocaciones, se reían de aquellos que trataban de explicar la otra cara de la noticia.

El uribismo en la caverna

Epa Colombia se convirtió en un símbolo nacional. Hasta hace pocas semanas un sector de la población, el que simpatiza con la ideología del ciudadano Álvaro Uribe, se refería a ella por sus actos de vandalismo y aplaudía la decisión en materia de justicia que se tomó en su contra.

Al mismo tiempo, otro sector de la población, el que simpatiza con la ideología del ciudadano Gustavo Petro, no desconocía sus acciones desacertadas, pero si clasificaba la sentencia de cinco años de cárcel como exagerada, agregando que otros ciudadanos se encontraban en la impunidad, incluso por cometer delitos peores.

La sorpresa de este lunes seis de septiembre de 2021, fue el encuentro entre Daneidy Barrera (Epa Colombia) y el exsenador Uribe Vélez. En el diario El Colombiano, (2021) se puede ver como el expresidente invita a sus amigas a comprar la Keratina que comercializa la dama y por el otro lado, ella concluye diciendo que no es de izquierda, tampoco de derecha, que promueve el emprendimiento y las Keratinas.

Dicho encuentro tomó por sorpresa al sector alternativo de Colombia, porque de hecho los cargos que Barrera hoy enfrenta, son producto del apoyo al paro y la destrucción del Transmilenio. También impactó al sector del gobierno, porque Uribe Vélez se ha caracterizado por defender a la institución y ser contundente con los sectores alternativos.

Aquellos que abrieron los ojos y se quitaron las cadenas, quizá están repensando si volverían a votar por el candidato del uribismo; mientras que, los que pusieron máxima seguridad a sus cadenas, estarán diciendo que es una estrategia del expresidente y que esto no es más que otra de sus habilidades.

La caverna en los medios de comunicación

Este año Colombia vivió sin duda uno de los estallidos sociales más grandes de la historia. En el eje cafetero se vieron afectados los diferentes gremios de producción, incluso se hicieron reuniones de empresarios en las que el Senador Alejandro Corrales invitaba a la legítima defensa. En el diario El Espectador, (2021) se puede leer como Catalina Hurtado, gerente de Caracol Radio, manifestó que estaba dispuesta al apoyo de los empresarios y aclaró que ellos han tenido voz desde que se inició la pandemia a través de franjas especiales.

Por otro lado, en Pereira se filtró un audio del exalcalde y hoy columnista Álvaro Ramírez González en el que se refería en términos despectivos a la minga indígena y a quienes apoyaban el paro, citando además medios nacionales como Caracol, RCN y la W. En el Diario la Nube (2021) se puede observar un análisis que se tituló “La gente de bien”, luego de que algunos medios se encargaran de difundir una draconiana estrategia que buscaba rotular de tal manera a todo aquel que no apoyara las protestas.

Los ciudadanos que despertaron y se quitaron las cadenas, con seguridad entendieron la importancia de contrastar las fuentes y de no creer en lo primero que se lee o escucha; pero los que prefirieron afilar la seguridad, seguramente se creyeron el cuento de la gente de bien y cayeron en el grave error de promover la polarización.

El petrismo en la caverna

Si le preguntaran a cualquier colombiano o colombiana por el nombre del líder de izquierda con más posibilidades de conquistar la próxima presidencia de Colombia, con seguridad la respuesta apuntaría a Gustávo Petro.

En efecto, quienes defienden sus posturas y promueven su nombre para que sea el jefe de los colombianos, lo hacen con las banderas de la izquierda. Sin embargo, Gustavo en entrevista con El Tiempo, (2021) dejó claro que él había sido de esa corriente en los 80`s, pero que actualmente hacía parte de la política de la vida y no de la izquierda. Concluyó además, invitando a Sergio Fajardo a que se uniera a la campaña para ganar en primera vuelta.

Es preciso recordar que el petrismo ha destruido a Sergio Fajardo en las diferentes plataformas, lo ha subido en el bus del uribismo y lo ha responsabilizado por el caso de Hidroituango. De manera que quiénes decidan abrir los ojos y quitarse las cadenas, repensarán el voto por Gustavo Petro; pero los que afilen la seguridad, coincidirán con la máxima de César Gaviria alrededor de la política siendo dinámica.

¿Y ahora quién podrá defendernos?

La filosofía política es quizá lo que pueda defendernos. En Colombia ya hizo metástasis la corrupción y la politiquería. La ausencia de política ha hecho que se tomen malas decisiones, que se sigan promoviendo las curules y los nombramientos de los mismos con las mismas y que como decía Hannah Arendt, los prisioneros (ciudadanos) encadenados, no vean de ellos mismos y de los otros sino sombras.

Solo el cambio de mentalidad, la inclusión, el diálogo y la promoción de políticas reales, podrán sacarnos de esa hecatombe que se gesta a pasos agigantados. Pues en ese proyecto llamado Colombia, tenemos que caber todos, y eso es precisamente lo que ningún candidato ha contemplado.

“Recuerde compartir, contrastar y comentar”

Referencias

Abensour, M. (07 de septiembte de 2021). La lectura Arendtiana del Mito de la Caverna. Obtenido de Universidad de Murcia: https://www.um.es/sabio/docs-cmsweb/aulademayores/mitoabensour.pdf

Diario la Nube. (01 de junio de 2021). La gente de bien. Obtenido de Diario la Nube: https://diarioenlanube.com/analisis/la-gente-de-bien/

El Colombiano. (06 de septiembre de 2021). La amnistía ¿el trasfondo de la reunión entre Uribe y “Epa Colombia”? Obtenido de El Colombiano: https://www.elcolombiano.com/colombia/por-que-se-reunio-alvaro-uribe-y-epa-colombia-CF15545997

El Espectador. (13 de Mayo de 2021). La “legítima defensa” y otras propuestas del uribismo y empresarios en Pereira para frentear el paro nacional. Obtenido de El Espectador: https://www.elespectador.com/colombia-20/conflicto/la-legitima-defensa-y-otras-propuestas-del-uribismo-y-empresarios-en-pereira-para-frentear-el-paro-nacional-article/

El Tiempo. (06 de septiembre de 2021). Gustavo Petro dice que no es de izquierda: su entrevista con EL TIEMPO. Obtenido de El Tiempo: https://www.eltiempo.com/politica/partidos-politicos/campana-2022-petro-dice-que-no-es-de-izquierda-616110

Semana. (04 de septiembre de 2021). Asesinado, coronel secuestrado en Arauca. Obtenido de Semana: https://www.semana.com/nacion/articulo/atencion-asesinan-a-coronel-secuestrado-en-arauca/202105/

Por Hernán Tena Cortés | @hernan_tena

Docente y comunicador y director de Diario la Nube. Licenciado en lengua inglesa, especialista en Educación Superior y Magister en Lingüística Aplicada. Actualmente, se encuentra doctorando en Pensamiento Complejo y adelantando una investigación en pedagogía social en la República de Irlanda. Es además estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad Nacional Abierta y a Distancia y miembro de la Asociación Irlandesa de Traductores e Intérpretes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *